Saltar al contenido

Flor de Bach Clematis

El elixir floral del doctor Edward Bach preparado con la flor de la clemátide se encuentra también bajo el nombre de flor de Bach número 8. Esta flor de Bach Clematis es una de las 38 flores elegidas por el Dr. Bach para tratar las preocupaciones emocionales humanas. Se ha colocado en la categoría de flores de Bach para las personas que no muestran suficiente interés en el momento presente.

¿Para qué tipo de persona se utiliza la flor de Bach Clematis?

Algunas personas tienen una mente que va a dejar el presente para embarcarse en un futuro imaginario o para inventar alternativas al presente. Muy a menudo este sueño será hacia una versión mejor, pero el hecho de no estar ya presente impide que se materialicen las oportunidades de ofrecer un futuro mejor. La Flor de Bach de Clematis es específica para personas con un enfoque hacia el futuro, a diferencia de la Flor de Bach de Madreselva, que será más bien una ensoñación nostálgica, recordando un pasado que puso en un pedestal. El rescate permite permanecer presente y mantener los pies en la tierra y es por esta razón que el Doctor Bach eligió esta flor para formar parte de su remedio de emergencia. En efecto, en situaciones de estrés intenso, se puede perder este contacto con la realidad y es en este punto donde actuará la flor de Bach Clematis.

Lo que la flor de Bach Clematis puede hacer por ti

La flor de Bach Clematis actúa como ancla en el presente para evitar que la mente se escape a ideas de un futuro mejor. Esto ayuda a la concentración, a mantener el enfoque y a recuperar más interés en el momento presente, en la vida en general. Clematis nos permitirá estar más disponibles para los demás y tener más interés en lo que ocurre a nuestro alrededor, lo que da muchas más posibilidades de un futuro mejor, a menudo a nivel profesional.

    ¿Cómo tomar la flor de Bach Clematis?

    Se recomienda, en el caso de una sola toma de flores de Bach, realizar un mínimo de cuatro tomas con dos gotas cada una, que deben repartirse a lo largo del día. Hay que tener en cuenta que es posible tomar más flores de Bach, pero aumentando el número de tomas, no el número de gotas por toma. No es raro ver el consejo de tomar seis veces al día, ya que así se evitan los olvidos y la caída por debajo del mínimo. Por otra parte, también es importante comprender que este desinterés por el presente, la huida hacia un mundo mejor, es quizás sólo un aspecto de un problema algo más complejo y que sería necesario encontrar una mezcla de varias flores para tomar la situación en toda su complejidad, su globalidad.