«【 Los 7 Chakras del Cuerpo 】» Abrir | Limpiar | Mudras Saltar al contenido

Los 7 Chakras del Cuerpo | Significado, Abrir, Limpiar, Mudras

>

Todos y cada uno de los 7 chakras que tenemos en nuestros cuerpos influyen de manera directa sobre cada zona determinada de la cual se encargan, lo que obviamente tiene un impacto significativo dentro de nuestras vidas. No obstante, para poder sentirnos a gusto con nosotros mismos y en paz con nuestro entorno, es fundamental que los 7 chakras se encuentren en perfecto equilibrio.

Los 7 Chakras del Cuerpo | Significado, Abrir, Limpiar, Mudras

Cuando esto se consigue, se experimentar una sensación de bienestar general que consigue que nos sintamos en sintonía con el universo. Si nos mantenemos en este estado, entonces los chakras se abren para poder recibir la energía universal del amor.

Por el contrario, si los chakras (sea uno o varios de ellos) se encuentran bloqueados, los demás comienzan a funcionar mal, lo que lleva a que perdamos el equilibrio interior. Es por esta razón que es tan importante para nuestras vidas saber cómo cuidar de nuestros chakras y cómo mantenerlos en equilibrio.

Si te interesa saber cómo hacer esto de manera sencilla y efectiva, entonces te invitamos a que continúes leyendo este artículo, donde encontrarás la información más completa sobre cada uno de los chakras, sus funciones, la manera de equilibrarlos y desbloquearlos, entre muchos otros puntos de beneficio.

Abrir los Chakras Limpiar Chakras Mudras de los Chakras

¿Qué son los chakras y para qué sirven?

En occidente puede que todo el conocimiento relacionado a los chakras sea considerado algo relativamente nuevo, sobre todo si consideramos cómo se ha popularizado su aplicación en variedad de terapias complementarias para promover el bienestar.

No obstante, en el oriente de nuestro mundo, esto es un conocimiento milenario. Los chakras provienen del hinduismo, y son elementos que hacen referencia a centros de energía que no puede ser medida y se encuentran situados en el cuerpo, en concreto desde el perineo hasta la zona del aura, que se encuentra por encima de la coronilla.

Según la tradición hindú, son 7 chakras, y cada uno de ellos cuenta con una vibración energética determinada que está asociada a distintos aspectos de la vida y la salud.

El término “chakra” proviene del sánscrito, y quiere decir “círculo” o “disco”. Los chakras funcionan como vórtices de energía o válvulas encargadas de regular el flujo de energía. Dependiendo del lugar en el que se encuentre ubicados, varían en su fuerza vibratoria y velocidad.

Los hindúes denominan al aire respirado como energía “prana”, la cual recorre el cuerpo para darle fuerza a los centros de energía. Es aquí cuando entran en juego los chakras, recibiendo, acumulando y distribuyendo el prana para poder optimizar las funciones de distintas partes de nuestro cuerpo.

Esta energía pránica es aprovechada para poder realizar todos y cada uno de nuestros procesos vitales, desde los más físicos hasta los más sutiles. Esto abarca desde las funciones corporales hasta las funciones mentales y espirituales.

Sistemas y jerarquías de chakras

De acuerdo a lo estudiado por la medicina china, se ha encontrado la presencia de más de 72.000 chakras en el cuerpo humano, siendo muchos de ellos conocidos popularmente por haber sido tomados como puntos de acupuntura.

Todos tienen sus funciones específicas, y por supuesto que algunos de ellos tienen roles más importantes que otros, de la misma manera en la que en tu cuerpo hay partes y órganos que son más importantes que otros.

 Representan distintos niveles de energía, por lo que dependiendo del motivo por el cual fue creado el sistema, se trabaja con un nivel de complejidad mayor o menor. En el sistema de 7 chakras hablamos de 7 divisiones por segmentos que corresponden a partes del cuerpo. 

Hay otros sistemas, como el de 9, 10 o incluso 11 chakras principales. No obstante, hoy vamos a hablar del más común de ellos de manera popular, que es el de los 7 chakras que se utilizan en la práctica del yoga.

Estos 7 principales son suficientes, puesto que al realizar posturas en yoga se pueden trabajar esas zonas específicamente. No obstante, en cada uno de los segmentos hay muchísimos chakras. Algunos de ellos son muy importantes.

Los chakras funcionan por jerarquías porque, de la misma manera en la que las células de nuestro cuerpo se agrupan para crear tejidos que tienen como resultado órganos más complejos, los microchakras también se agrupan para dar lugar a chakras más completos.

De esta manera se crean vórtices de energía en los cuales se encuentran mezclados los chakras más grandes, los microchakras, los minichakras, los chakras secundarios y los chakras secundarios. Los chakras más grandes controlan a los más pequeños, por lo que se forma un sistema bastante completo, justo como lo es nuestro cuerpo energético o astral. 

Como es arriba es abajo, y como adentro es afuera. Esto se cumple en toda la creación, incluyéndonos a nosotros mismos como parte del universo fractal. Nosotros mismos somos chakras de un sistema más grande conformado por grupos de amigos, comunidades, ciudades, países, e incluso el mundo.

Es por esta razón que, desde la antigüedad, se han utilizado como un recurso dentro de todo lo que comprende el universo de la medicina energética, sabiendo que puede contribuir a tratar algunas dolencias y ciertos problemas de salud. Debes saber, sin embargo, que hasta los momentos no se cuenta con evidencias científicas lo suficientemente sólidas como para poder asegurar que son de hecho útiles para sanar enfermedades.

Los 7 Chakras | Colores

Entender cada uno de los 7 chakras principales nos ayuda a entender la relación existente entre nuestra conciencia y nuestro cuerpo, y de esta manera nos permite ver nuestro cuerpo como un mapa de nuestra conciencia, aportándonos una mejor comprensión de nosotros mismos y del mundo que nos rodea.

Chakra 1, chakra Muladhara o chakra raíz

Se encuentra localizado en el perineo y está asociado a las glándulas suprarrenales. Está relacionado al miedo y se representa con el color rojo.

Chakra 2, chakra Svadhisthana o chakra sacro

Ubicado en el sacro y relacionado los ovarios o los testículos. Se bloquea con la culpa y se representa con el color naranja.

Chakra 3, chakra Manipura o chakra del plexo solar

Está ubicado dos dedos por encima del obligo y está asociado con la tiroides. Se bloquea por la vergüenza y se representa con el color amarillo.

Chakra 4, chakra Anahata o chakra del corazón

Se localiza en el corazón, se asocia con el timo y se bloquea  por el dolor y se representa con el color verde.

Chakra 5, chakra Vishuddha o chakra de la garganta

Ubicado en la garganta y estrechamente relacionado a la tiroides. Se bloquea con problemas de comunicación y se representa con el color azul zafiro o turquesa.

Chakra 6, chakra Ajna o chakra del tercer ojo

Situado entre las cejas y asociado con la glándula pituitaria. Se bloquea con la ilusión y se representa con el color púrpura  o índigo profundo.

Chakra 7, chakra Sahasrara o chakra corona

Se encuentra en la coronilla y está asociado con la glándula pineal. Se bloquea por los lazos mundanos y se representa con el color blanco, en ocasiones blanco violáceo.

¿Para qué abrir los chakras?

Abrir, equilibrar o desbloquear los chakras tiene un sinfín de beneficios, logrando cambios que te permitirán darle un giro a tu vida entera, haciendo que muchos aspectos de tu vida que sentías estancados o paralizados, ahora comiencen a fluir de manera positiva. 

De entrada, queda claro que la mayor ventaja que puedes obtener consiste en que al abrir los chakras te deshaces de los bloqueos energéticos, cosa que puede llegar a hacer bastante daño. No importa si se trata de una situación en la que no puedes encontrar pareja, trabajo, paz mental, o una buena salud física. Si esto viene relacionado a un bloqueo de los chakras, cuando los abras verás cómo todo comenzará a mejorar.

 Este es un proceso en el que las personas se encuentran consigo mismas, llevándolas de esta manera a alcanzar la paz mental y espiritual. Una vez alcanzado esto, podrás notar la manera en que las relaciones con tus amigos, compañeros de trabajo, familiares, y todas aquellas personas que te rodeen se irán tornando cada vez más armoniosas.

¿Cómo abrir los chakras?

Aprender a abrir los chakras es esencial para saber hacer fluir la energía. En primer lugar, debes conocer cuáles son los principales chakras que rigen tu cuerpo, para poder identificar qué chakra deseas abrir y con qué objeto pretendes hacerlo.

Luego deberás activar la energía de dicho chakra, y para hacer esto puedes utilizar los mudras, que son posiciones de la mano que te permiten abrir estos canales. El efecto suele mejorarse cantando ciertos sonidos en letras sánscritas. Realizar una meditación que dure entre 7 y 10 respiraciones, cantando el sonido unas tres veces, es también bastante recomendable.

Ten en cuenta que la apertura de estos centros de energía no puede llevarse a cabo en estado de nerviosismo o perturbación emocional. Es necesario que hayas realizado una meditación para poder sentirte en paz sin pensamientos de egoísmo, malestar o violencia. El yoga es una de las mejores maneras de relajar la mente y el cuerpo, logrando de esta manera hacer la apertura de los chakras.

Ejercicios para abrir los chakras

Los ejercicios que puedes realizar para abrir tus chakras van a variar precisamente en función del chakra que desees abrir y las razones por las cuales se encuentre bloqueado. Continúa leyendo para saber de qué manera puedes abrir cada uno de tus chakras

Abrir el chakra raíz

Un indicio de que este chakra no se encuentra funcionando correctamente es que te sientes con miedo a enfrentar la vida, viviendo con temor o culpa de sentimientos, desconfianza y problemas para conseguir la concentración.

Un buen ejercicio para abrirlo consiste en que extiendas tus brazos a los lados, colocando tus manos fe manera tal que las puntas de cada dedo pulgar e índice se encuentren en contacto, y posteriormente deberás visualizar el chakra raíz, que se encuentra en la zona del perineo.

Cuando te estés enfocando en él, imagínalo como si fuera un capullo rojo que comienza a abrirse. Una vez que logres abrir este chakra,  te encontrarás psicológicamente estable, sintiéndote bastante más seguro, sereno y perceptivo, haciendo que el nerviosismo quede dejado a un lado.

Abrir el chakra sacro

Para la técnica que permite abrir este chakra, es necesario que te sientes y cruces las piernas, colocando una sobre la otra, situando tus manos sobre los muslos con las palmas hacia arriba, también una sobre la otra, teniendo la  mano derecha sobre la mano izquierda y con los pulgares tocándose.

Abrir el chakra del plexo solar

Coloca tus manos frente a tu abdomen, junta tus dedos desde las puntas (teniendo en cuenta que todos deben estar apuntando en dirección opuesta a tu cuerpo) y mantenlos rectos. Luego, cruza los pulgares uno sobre el otro, y prosigue a visualizar el chakra ombligo mientras cantas el sonido “ram”.

Al hacer esto, obtendrás un mayor nivel de autocontrol acompañado de una mayor autoestima.

Abrir el chakra corazón

Deberás sentarte con las piernas cruzadas y colocar tu mano izquierda en tu rodilla izquierda, mientras que tu mano derecha queda frente a tu pecho, precisamente a la misma altura que el esternón. Ahora, haz que el pulgar y el índice se toquen mientras visualizas el chakra corazón, que se encuentra ubicado en el centro de tu pecho, y canta el sonido “YAM”.

Al hacer esto, abrirás el chakra y recibirás el enorme beneficio que representa mejorar tus relaciones armoniosas.

Abrir el chakra garganta

Debes procurar colocar las manos con las palmas hacia arriba, mientras entrecruzas los dedos y dejas que los pulgares se toquen en la parte superior. Ahora, visualiza el chakra garganta, que se encuentra ubicado en la base de la misma, y canta el sonido “ham”. Esto te ayudará a abrir el chakra y te permitirá expresarte con mucha más fluidez.

Abrir el chakra del tercer ojo

Para esta técnica, deberás colocar tus manos frente a la parte inferior de tu pecho, colocando también tus dedos medios rectos mientras apuntan al frente y el resto de los dedos permanecen doblados (a excepción de los pulgares, quienes deben apuntar hacia ti, tocándose las puntas).

Ahora, intenta visualizar el tercer ojo que se encuentra ubicado precisamente entre tus cejas, mientras cantas un “om”. Al hacer esto, estarás abriendo el chakra del tercer ojo, mejorando tu intuición y entendimiento.

Abrir el chakra corona

Coloca tus manos sobre el estómago, haciendo que tus dedos anulares apunten hacia arriba, tocándose en la punta los demás dedos, mientras se cruzan uno sobre el otro, y el pulgar izquierdo se coloca debajo del derecho.

Es momento de que te concentres lo más que puedas para poder visualizar la parte superior de tu cabeza, que es el lugar en el cual se ubica este chakra, y canta el mantra “NG”. Es importante que sepas que abrir este chakra será lo que te permita ser uno con el mundo, eliminando de esta manera tus prejuicios y alimentando tu sabiduría.

Mandala de los chakras

Los mandalas se han usado desde los tiempos más antiguos, con evidencias de se existencia incluso en grabados en las pirámides de Egipto, en los cuales se muestra que utilizaban la fuerza de los mándales para alcanzar la concentración, activar energías positivas en el lugar, acompañar la meditación profunda y mejorar la memoria. Dependiendo de los colores que utilices para tu mandala, podrás cultivar tus chakras como mejor consideres:

  • El mandala rojo impulsa la fuerza vital en todo tu cuerpo, incrementando la autoconfianza y la seguridad en ti mismo, permitiéndote controlar la agresividad y el impulso de querer controlar a los demás.
  • El mandala naranja se encarga de estimular todo aquello relacionado con el segundo chakra, fomentando de esta manera la tolerancia para socializar y proyectarse con todo tipo de personas, incrementando la autoestima y ayudando a enfrentar los retos para la superación personal.
  • El mandala amarillo estimula el tercer nivel de chakra, ayudándote a liberar los miedos internos, manejando las desilusiones y el balance del ego, mientras canalizas de una mejor manera la intelectualidad.
  • El mandala verde envía estímulos que proyectan tranquilidad y balance en lo sentimental, permitiendo que se expanda el amor interno y externo hacia los demás.
  • El mandala azul ayuda a que se exteriorice todo aquello que se lleva por dentro, para que puedas evolucionar a medida que se van dando los cambios en tu vida, evitando las frustraciones y la resistencia a comunicarte con otras personas.
  • El mandala índigo permite que te comuniques con el ser interno, al abrir la intuición y permitirte aprender a dejar fluir los mensajes del cerebro, conectando con la conciencia cósmica de manera directa.
  • El mandala violeta se encarga de proyectar el espíritu con la conciencia profunda del cosmos, expandiendo el poder creativo desde cualquier tipo de ángulo, con ayuda de la música, la pintura y demás artes relacionadas, permitiendo que puedas expresar tu visión de la realidad.

¿Es peligroso abrir los chakras?

Si bien hay muchas personas que consideran que abrir los chakras es peligroso, la verdad es que esto no podría estar más alejado de la realidad. Al abrir tus chakras, estarás contribuyendo a tu ser, llegando a alcanzar un punto de equilibrio en el cual podrás experimentar un nivel óptimo de bienestar.

Esto es debido a que tus instintos trabajarán de manera balanceada en conjunto con tus sentimientos, evitándote de esta manera problemas físicos y emocionales. Lejos de ser peligroso, abrir tus chakras es una de las mejores decisiones que puedes tomar.

Limpiar Chakras

Como ya hemos venido hablando, es bastante común que los chacras se bloqueen y la energía deje de circular de la manera que debería a través de tu cuerpo, por lo que hacer una limpieza que permita la recirculación de la prana es lo idóneo.

Baño con sal

Anteriormente describimos unos cuantos ejercicios que podrías aplicar si deseas desbloquear, alinear, limpiar o balancear los chacras, identificando cada uno de ellos y la manera en la que puedes mejorar su estado energético.

Esto no quiere decir que no haya otros métodos que puedas aplicar. De hecho, hacer una limpieza energética utilizando un baño con sal es posiblemente uno de los mejores métodos existentes, alzándose como uno de los más antiguos y eficientes conocidos.

En caso de que cuentes con la fortuna de tener una bañera en casa, puedes agregar agua tibia y abundante cantidad de sal gruesa o marina, sumergiéndote en ella durante unos 15 minutos. Durante este baño, cierra los ojos y visualiza a la sal absorbiendo todo lo negativo que pueda estar bloqueando tus chacras.

Si no tienes una bañera, pero tienes una ducha, entonces puedes dejar correr el agua y verter sal gruesa de manera directa sobre tu cabeza, dejando que recorra todo tu cuerpo. Puedes tomar puñados de sal gruesa y frotarlas contra tu cuerpo, sobre todo en las zonas que sabes que necesitan más atención por la ubicación de tus chakras.

Un método todavía más sencillo consiste en tomar un recipiente lleno hasta la mitad con agua fresca y agregarle abundante sal para posteriormente sumergir los pies en él durante unos 15 minutos mientras tú, sentando cómodamente y con los ojos cerrados, meditas sobre todo aquello que necesitas eliminar y purificar.

Recuerda que, al vaciar el agua en cualquiera de estos métodos, es importante que dejes correr el agua del grifo durante unos minutos para asegurarte de que nada de ella se haya quedado en tus cañerías.

¿Cómo equilibrar o alinear chakras?

Existen distintos tipos de métodos y terapias para conseguir alinear los principales chakras del cuerpo. A continuación, detallaremos algunos de los principales.

Terapia con meditación

Con la meditación, es posible acallar los pensamientos y poder hacer conexión con el “yo” interior, el cual es el “yo” que está a su vez conectado con el resto del mundo. Cuando comenzamos a meditar, somos capaces de tranquilizar nuestras mentes, lo que permite que relajemos nuestros cuerpos y consigamos una sanación de paz, placer y absoluto bienestar.

Si bien existe una gran variedad de tipos de meditación, si lo que estás buscando es precisamente equilibrar tu energía interior, lo indicado es que induzcas un estado meditativo centrado en los 7 chakras para que fluya la energía. Esta meditación, deberá alargarse al menos por 30 minutos.

Terapia con péndulo

Un método bastante popular es el de la terapia con péndulo, en la cual se utiliza esta herramienta para analizar qué sucede dentro del sistema de chakras de cada persona. Se le pregunta al péndulo cuál es la dirección que se debe tomar en una sesión y este se encarga de dar sus respuestas vibratorias y de movimiento.

Otra manera de sanación relacionada con esta técnica es para equilibrar y alinear los chakras, sabiendo si la energía está fluyendo correctamente o si existe algún tipo de problema. El péndulo es ubica a la altura del chakra, y se moverá en sentido horario si se encuentra sano. No obstante, si hay bloqueos o el chakra no está saludable, entonces el péndulo se moverá en dirección contraria a las agujas del reloj.

Terapia con Reiki

El reiki es un tipo de terapia cada vez mayormente adoptado por personas que desean conseguir un balance energético. Este método es toda una forma de sanación que es estudiada por muchos, una técnica japonesa fundada hace cerca de 100 años, basándose en el uso de las manos como un puente para transmitir energía limpia al cuerpo.

Esta técnica ha demostrado beneficios que son reconocidos por la OMS y actualmente es usada como terapia complementaria a la medicina tradicional en occidente. Esta terapia de armonización consigue energizar, abrir y desbloquear los chakras, haciendo que todos vibren a la vez y con la misma radiación, lo cual estimula nuestro sistema inmunológico y las habilidades naturales de curación de este.

Terapia con Sanación Angélica

La Sanación Angélica se basa en un proceso energético en el cual, quien hace el papel de terapeuta, funciona como un canal de luz mediante el cual la Energía Divina consigue conectarse directamente con el paciente a niveles ádmicos, para que los rayos de luz actúen y permitan detectar y sanar lo que sea necesario.

Cada una de las frecuencias conseguirá canalizar los seres de luz que se necesiten en el momento. Ángeles, arcángeles, guías y maestros entran en juego para ayudar a trabajar la energía al transmitir la vibración perfecta que permita conseguir la alineación correcta del “yo” interior.

Mantras de los chakras

Los mantras son sonidos que las personas emiten con oraciones que se han pensado específicamente para conseguir calmar la mente y poder llegar a un buen estado de meditación. Hay muchos distintos tipos de mantras, pero lo mejor es que consideres aquellos específicos que te ayudarán en concreto a desbloquear tus puntos energéticos y hacer que vuelvan a fluir con normalidad.

Para alcanzar este propósito, deberás relajarte sentado en el suelo, con la espalda perfectamente recta y las piernas colocadas una sobre la otra, con los ojos entrecerrados. Una vez hecho esto, deberás centrar toda tu atención en aquel chacra que deseas sanar, manteniendo tu atención enteramente en este punto especifico del cuerpo.

Cuando te encuentres listo, será momento de comenzar a pronunciar el mantra en voz alta y posteriormente bajar el tono y continuar con el mantra, ahora en voz baja. Hay distintos tipos de mantas. Algunos de ellos son “lam”, “om”, “yahm” y “ram”. Puedes buscar cuál es el que mejor se acomoda a lo que estás apuntando conseguir y el que sientas que mejor resuena contigo.

La idea radica en que procures alagar la última letra del mantra durante todo el tiempo que puedas para que así seas capaz de emitir los sonidos vibracionales necesarios. Continúa emitiendo el mantra mientras visualizas el chakra a tratar.

Cuando te encuentres completamente concentrado, entonces deberás hacer girar una espiral de luz en el sentido de las agujas del reloj. Una vez que sientas que te encuentras mejor, entonces haz que el torbellino deje de girar y descubre si existe algún otro canal que necesites tratar con atención.

Símbolos chakras o mudras chakras

¿Te has preguntado qué son los mudras y qué relación guardan con los chakras? Los mudras son gestos, posiciones místicas de las manos que representa un sello o un símbolo. Pero no solo esto, sino que también están conformados por las posiciones de los ojos, del cuerpo en general y de las técnicas de respiración.

Los mudras se encargan de estimular determinadas partes de nuestra mente y de nuestra alma, ejerciendo sobre ellas la influencia que les corresponde. De igual manera, actúan a nivel físico para influir de manera efectiva en el cuerpo.

En las extremidades, más específicamente en las manos y pies, se reflejan los puntos corporales en los cuales, con las diferentes posiciones de los mudras, nos ayudarán a desbloquear y canalizar la energía de los puntos que se encuentran desarmonizados.

El mudra de la mano, o el chin-mudra, es el más conocido por aquellos que practican el yoga. El pulgar es símbolo de la conciencia divina, y el dedo índice representa la individualidad, y con el gesto que se realiza con el primer mudra, las personas expresan su anhelo por conseguir la unión entre la humanidad y la conciencia cósmica.

Cuando se realiza este gesto, tanto la intuición como la inspiración logran formar una unidad cerrada, y la fuerza de los cosmos se fecundan mutuamente.

A cada dedo de la mano se le asigna uno de los chakras que se ubican a lo largo de la columna vertebral, incluso si hay ciertas variaciones entre las distintas escuelas de yoga. Usualmente, el primer chakra se representa con el dedo anular (elemento tierra), el segundo chakra con el dedo meñique (elemento agua), el tercer chakra con el dedo pulgar (elemento fuego), el cuarto chakra con el dedo índice (elemento aire) y el quinto chakra con el dedo medio (elemento éter).

Si quieres descubrir un poco más sobre los mudras que se asignan a cada uno de los 7 chakras principales, continúa leyendo.

Mudra del primer chakra 

Este mudra se realiza uniendo la punta del dedo anular con el pulgar, y su acción es estimular los cinco sentidos, sobre todo el olfato, combatiendo así la debilidad general del cuerpo y despertando las energías vitales al fortalecer el aura. En el terreno mental, se expande la conciencia y se incrementa la amplitud de miras. Se acompaña con el canto del mantra LAM.

Mudra del segundo chakra

El mudra jal-mudra se encarga de estimular el sentido del gusto mientras a su vez refuerza la sangre, los líquidos vitales del cuerpo y los líquidos reproductores. En general, se aumenta la vitalidad de manera lenta pero duradera. Se realiza al unir la punta del dedo meñique con el dedo pulgar. Se acompaña con el mantra VAM.

Mudra del tercer chakra

Este mudra es un poco más complejo de realiza, puesto que se requiere colocar la mano derecha sobre la izquierda y plegar el pulgar de la mano derecha hacia el meñique, haciendo que se mantenga a una distancia de aproximadamente un centímetro de la raíz del mismo. Luego, se apoya con suavidad el pulgar izquierdo en el pliegue de la base del pulgar derecho.

Con el uso de este mudra, podrás aumentar el calor del cuerpo mientras favoreces la agudeza visual y la capacidad digestiva. Se acompaña del canto del mantra RAM.

Mudra del cuarto chakra

El dhyan mudra se realiza uniendo las puntas del dedo índice con el dedo pulgar. Se encarga de fortalecer el sistema nervioso, dar energía y agudeza mental, estimular la energía vital y el sentido del tacto.

Existe una variante que se utiliza especialmente para trastornos del humor, el reumatismo y atrosis particularmente. Se trata del vayu-mudra, y se realiza al plegar el índice y colocar la punta de este en la raíz el pulgar mientras este último descansa sobre el primero. 

Es recomendable sentarse con las piernas cruzadas, colocar la mano izquierda sobre la rodilla y la mano derecha frente al pecho, un poco por encima del plexo solar. Se acompaña con el canto del mantra YAM.

Mudra del quinto chakra

Para alinear y abrir el chakra garganta, deberás cruzar los dedos en el interior de las manos, excluyendo a los pulgares, ya que las puntas de estos últimos se deben tocar en la parte superior y luego tirar de ellos ligeramente hacia arriba. Se acompaña con el canto del mantra HAM.

Este mudra se encuentra encargado de estimular el oído, siendo utilizado para combatir trastornos crónicos relacionados con este sentido. Una variante del mudra se conoce con el nombre de shunya-mudra, y consiste en apoyar el pulgar en la raíz del dedo corazón, doblando a este último encima del pulgar.

Mudra del sexto chakra

Para abrir el chakra del tercer ojo, deberás colocar las manos en la parte inferior de tu pecho, con los dedos medios rectos y tocándose en la parte superior mientras apuntan hacia el frente. Los otros dedos deben estar doblados y en contacto justamente en la parte superior de dos de las falanges. Los puñales señalan hacia el cuerpo y están en contacto en sus puntas. Se acompaña con el canto del mantra OM o AUM.

Mudra del séptimo chakra

Finalmente, para alinear el chakra de la coronilla, deberás colocar las manos frente al estómago, con los dedos anulares apuntando hacia arriba, mientras las puntas de los dedos se tocan en la parte de arriba. El resto de los dedos deben cruzarse, teniendo el pulgar izquierdo debajo del derecho. Se acompaña con el canto del mantra OM, y se recomienda que solo se haga si se cuenta con un chakra raíz fuerte que proporcione una base lo suficientemente sólida.