Saltar al contenido

Tarot Osho Zen : Creatividad

El significado de la carta Creatividad del tarot Osho Zen se enfoca precisamente en la cualidad que fijamos a la actividad que estamos realizando. Se trata de una actitud y un enfoque interior en la manera en la que observas las cosas.

Te puede Interesar: Tirada Gratis Tarot Osho Zen | Consulta Online de Tarot

Tarot Osho Zen Creatividad

Desde la alquimia del fuego y el agua, que se ubica en la parte inferior, hasta la divina luz que entra desde la parte superior, la figura de esta carta está poseída por la fuerza creativa. En realidad, la experiencia de la creatividad no es sino una entrada a los misterios.

Tanto la técnica como la experiencia y el conocimiento son simplemente herramientas, porque la verdadera clave yace en entregarse a la energía creativa que consigue estimular el nacimiento de todo. Es una energía sin forma ni estructura, incluso cuando todas las formas y estructuras surgen precisamente de ella.

Meditaciones Guiadas

Te puede Interesar: Tirada Gratis Tarot Osho Zen | Consulta Online de Tarot

No hay diferencia en la forma específica de su creatividad, que podría ser pintar o cantar, hacer jardinería o cocinar. Lo más importante es que debes abrirte a lo que exiges expresar. Debe recordar que no somos dueños de nuestras creaciones y que no nos pertenecen.

La creatividad nace de la unión con la divinidad, el misterio y lo inanimado, que podrá alegrar tanto a los creadores como a los bendecidos con la creatividad.

Las enseñanzas de Osho sobre la carta de Creatividad

Tarot Osho Zen Creatividad

No todo el mundo puede ser un gran pintor, y tampoco es necesario que sea así, porque sería muy difícil vivir en mundo en el que todo el mundo fuera un pintor. De igual manera no todas las personas pueden ser bailarines y, nuevamente, no hay necesidad. No obstante, todos pueden ser creativos.

Sin importar lo que hagas, si lo haces con gozo, si lo haces con amor, si no lo haces únicamente por los beneficios económicos, entonces es un trabajo creativo. Si la actividad hace que se produzca algo en tu interior, si te impulsa a crecer, entonces es un trabajo espiritual y creativo. Es un trabajo divino.

Te haces más divino mientras más creativo te vuelves. De hecho, si echas un vistazo a cualquier religión del mundo, verás a Dios como el creador. Cuando la creatividad consigue llegar a su clímax y cuando toda tu vida se convierte en un proceso creativo, entonces vives en Dios.

De esta manera, él debe ser el creador, puesto que la gente que ha sido creativa ha conseguido estar cerca de él. Debes procurar amar todo lo que haces y ser meditativo mientras lo estás haciendo, sea lo que sea.

Está poniendo creatividad en su trabajo que representa su actitud y enfoque cuando mira las cosas. No todos pueden ser artistas, ni es necesario que lo sean. Si todo el mundo fuera un artista, el mundo sería feo y realmente difícil de vivir. Y no todo el mundo puede ser bailarín, no es necesario. Excepto por algo en lo que cualquiera puede ser creativo.

Pensando en todo lo que haces con alegría y afecto, si tus acciones no están teñidas meramente materialmente, es obviamente la creatividad. Si tienes algo en tu mente que se desarrolla, se trasciende a sí mismo, pertenecerá a la categoría espiritual, por creación y por Dios.

Te volverás más divino cuando seas más creativo. En todas partes del mundo dijo: Dios es el creador. No sé si es verdad o no; ya que solo yo sé: cuanto más creas, más santo eres. Cuando tu creatividad alcanza su punto máximo, cuando tu vida se vuelve creativa, estás viviendo en el corazón de Dios.